Hernia de hiato
  • 10 Febrero

Fascitis - Qué es y qué lo provoca

¿Qué es?

La fascia o aponeurosis plantar es una capa de tejido fibroso que cubre el suelo de la bóveda plantar del pie. Va desde el talón, extendiéndose por la planta del pie hasta la parte anterior, donde se inserta bajo las cabezas de los metatarsianos.

articulo 03 fascitis-2

 

La función de la fascia plantar es dar soporte a todo el arco del pie, absorber los impactos y repartir las cargas a las que se ve sometida la estructura del pie. Por diversas causas, la fascia plantar puede verse sometida a un exceso de tensión, generando una inflamación y originando el cuadro médico conocido como fascitis plantar. Esta patología se asocia a menudo a una calcificación de la inserción de la fascia en el calcáneo (espolón calcáneo).

 

 

Causas

  • Desajustes mecánicos: La aparición de la fascitis plantar está muy a menudo ligada a una alteración de la correcta pisada. De hecho, las causas más frecuentes son las relacionadas con alteraciones de la bóveda plantar por una pisada inadecuada. El sufrimiento mecánico siempre es menor en una posición neutra. A medida que nos alejamos de esa posición, de ese buen funcionamiento, ya sea hacia un pie plano o un pie cavo, los tejidos sufrirán más. A su vez, estos desajustes en la pisada pueden ser debido a alteraciones en el resto de la extremidad inferior, pelvis o columna vertebral. Por lo tanto, habrá que valorar todas las posibilidades para llegar a la causa del problema.
  • Fascitis plantar en deportistas: La fascitis plantar es la lesión de los pies más frecuente en atletas y futbolistas. La encontramos habitualmente en deportistas que corren largas distancias o sobre superficies irregulares, o que realizan numerosos saltos, donde la fascia plantar está sometida a fuerzas de impacto contra el suelo.
  • Sobrepeso: Más que una causa directa, es un factor de riesgo y más que el sobrepeso en sí, el aumento repentino del peso corporal. Al aumentar considerablemente el peso en poco tiempo, el pie recibirá más peso y más carga de lo habitual, más de lo que está acostumbrado a soportar, lo que aumentará proporcionalmente el riesgo de sufrimiento mecánico de la fascia y dificultará su función amortiguadora.
  • Calzado inadecuado:Las sandalias, zapatos con suela fina y calzado sin suficiente soporte del arco plantar o sin acolchado apropiado para absorber los impactos y el peso del cuerpo pueden provocar esta lesión.

Fascitis - Signos, síntomas, diagnóstico y tratamiendo >>> IR