Contracturas
  • 20 Abril

Contracturas musculares - Qué son y cómo se producen

Qué son

Consiste en la contracción persistente e involuntaria de un músculo. La contracción se produce de forma espontánea e inconsciente.

Cuando existe una contractura se aprecia un abultamiento en la zona con pérdida de elasticidad del músculo y con ello la pérdida de su función; es decir, el músculo no trabaja correctamente.

El dolor puede aparecer por isquemia (el músculo contracturado no recibe suficiente oxígeno y aparece el dolor) o por compresión nerviosa (el músculo contracturado comprime un nervio cercano).

En general, no se trata de una lesión grave, pero es molesta.

articulo 07-2 contracturas

Cómo se producen

Las contracturas se producen normalmente ante un trabajo superior a su capacidad. Este trabajo puede ser de muchos tipos:

  • Contracción brusca o demasiado intensa.
  • Tras un estiramiento brusco y excesivo del músculo, sobre todo en el ámbito deportivo.
  • Por movimientos repetitivos, que provocan contracciones mantenidas de un músculo hasta agotarlo.
  • Por alteraciones de la estática, de la postura. Por ejemplo, si tenemos los hombros “caídos” hacia delante, la musculatura cervical de la parte superior de la espalda acabará contracturándose.
  • Como mecanismo de defensa ante tensiones psicológicas: situaciones de estrés, miedo, nerviosismo.
  • Como mecanismo de defensa ante una alteración orgánica. Por ejemplo, ante una apendicitis se produce una contractura de la musculatura abdominal.

Contracturas musculares - Síntomas y precauciones >>> IR